martes, marzo 03, 2009

Por petición de Bersain

Mi blog está muerto, lo sé porque yo misma lo dejé morir. Supongo que es uno de mis estado constantemente cambiantes que me permiten ser rara y espantar a la gente que trata de algún modo, conocerme. Honestamente, no siento la necesidad de publicar nada de lo que creo son mis obras, ya pasé esa etapa de autoexponerme en internet. Tiene otras funciones. Como leer 'La moral' de Aristóteles (muy bueno) y ver videos de Robert Downey Jr hasta enamorarme de él. Pff


Pd: gracias por el entusiasmo Bersain, pero preferiría mandarte pequeños poemitas si es que te interesa tanto mi retorcida mente; internet me da lata.

sábado, enero 17, 2009

Aviso de (no mucha) utilidad pública:

Tener sueño es normal, lo preocupante es cuando la falta de sueño se vuelve insomnio. La redundancia también es normal, especialmente cuando has estado prácticamente un mes tratando de crear algo decente y lo único que has logrado es bajar tu nivel de manejo del léxico y volverte fanático de figuritas de acción normalmente demandadas por "nerds".

En un futuro lejano o cercano borraré esta mierda, me está cansando un poco tener un blog. Esto de compartir pensamientos en la internet me parece poco seguro y estresante. Además hago que la gente pierda su tiempo.

No sé como desabilitar los comentarios, así que por favor haga caso omiso a lo llamado "cyber democracia y libertad de expresión", y abténgase de hacer sus críticas públicas en mi página.

Por su atención, gracias.


K. Splendens

lunes, noviembre 24, 2008

Carta de un posible suicidio

Dejé el gas encendido, dormí con velas prendidas. Cargué mi billetera con cuchillas y aún no tengo tu atención. Mandé todas las señales que pude. Señales equívocas, señales que sólo yo reconocía como tales. Si tan sólo mi corazón tuviese un hogar...no tendría que caminar por sobre mi propia poesía para conseguir ayuda.
Traté de crear un mundo perfecto, y mi propia sangre me traicionó. Fallé en ser la dueña de mi propia mente. Cada lágrima derramada fué en vano, cada hematoma invisible fué y será, te amo, y aún así me voy dejando un último mensaje: al leer esto; recuerda no las palabras, sino la mano que las materializó.

lunes, noviembre 17, 2008

Sin título apropiado

Papá, te has caído del altar en el cual te tenía desde los 8 años y aún me duele, no te he perdonado.
Espejo, ahora entiendo porqué automutilarse no es bueno, y porqué hay que comprar maquillaje a prueba de agua si sabes que eres vulnerable.
Mente: oh, querida mente...engañosa y traicionera...inestable y agradable. Convivo con tus trucos cada día, y aún no he de acostumbrarme...
Sí, mamá, me duele que veas todo lo que no soy, y que las ventanas de tu alma no se abran al apoyo que te entrego con todo el amor que mi corazón puede aguantar. Pero el amor verdadero no se da siempre entre una madre y una hija; el amor verdadero es para siempre, y yo te amo.

Y así pasaron los días repitiendo estas confesiones a mí misma, sin saber cómo extraerlas de mi boca; sin tener la más mínima idea de tirarlas al viento para que éste se ocupase de ellas.
Entré a mi habitación una vez más, sintiendo el peso la creación en cada paso dado, experimentando el dolor que cada ser sentía en ese momento, en mi corazón. Sintiendo la impotencia de saber que sentir el dolor de los demás, no ayuda a sanarlos, sintiendo mi egoísmo.

domingo, agosto 03, 2008

Bipolaridad delirante (featuring the cat)

El gato se sienta sobre sus pensamientos repetitivos, absurdos. Su sonrrisa aparece dolorosamente sobre su cara, alegre de que el gato estè con ella, aùn estando ausente. Incapaz de derramar làgrimas, opta por gritarle al viento, adjudicàndole la responsabilidad por todo dolor que alguna vez sintiò. Encuentra un espejo y rìe a carcajadas de sì misma, dejando al gato erizado, por la extraña situaciòn que presentìa en el aura de su ama. Sus manos sangran un lìquido espeso, liviano, rosa, negro. Su interior se siente liberado de toda pena, y las làgrimas luchan, piden permiso para salir de su sofocante prisiòn. Todas las enseñanzas que alguna vez creyò entender de sus libros parecen inùtiles; no son lo suficientemente buenas para remediar la situaciòn latente. Esos buenos consejos que alguna vez prometiò seguir, revolotean en su mente, junto con las alegres mariposas que adquiriò ayer en la tarde, en esa feria de las pulgas tan absurda; tan distante y que la hace tan feliz. Su mente desquiciada llora a gritos, pide un descanso de su propia locura. Pero esta niña autodidacta por gusto en materias de sentimientos, sonrrìe amablemante y sale de su habitaciòn junto a su gato; huyendo una vez màs de su visita al doctor.

lunes, julio 07, 2008

Le falta mucho para ser Arte, pero he aquì mi trabajo de anoche:

Y no importan ni el peso de las cadenas...ni las prometidas libertades que habìan sido privadas de su alma. Sòlo importaba que las cadenas eran de oro...de un material tan fuerte y delicado a la vez, cuàl corazòn de poetiza; èstas cadenas de brillante y majestuosa hermosura deberìan romperse algùn dìa: pero sòlo la prisionera sabìa cuando era tiempo de hacerlo, en sus propias manos estaban el escoger entre la dulce demencia que conllevaba el vivir una vida apartada del mundo, o simplemente unirse a èl...a ese asqueroso y fascinante lugar lleno de contradicciones que te pueden maravillar o dar simplemente nàuseas.
Y ella se asusta, claro que sì...la acciòn era difìcil, y los argumentos para tomar el camino que todos tomaban tambièn lo eran. ¿ què hizo ? ¿ pasò su vida entera pensando en su "futuro", con las cadenas aùn atadas a sus manos ?...el sentimiento era tan fuerte...demasiado fuerte como para que se diera cuenta de las cadenas, o peor aùn: de cuàn difìcilmente comùn su situaciòn era.

viernes, julio 04, 2008

Rutina

Te acuestas sola en tu cama, hoy no hay escuela. Caminas alrededor de tu casa silenciosa; si no fuera por el telèfono que nadie responde. Te sientas a ver como avanzan las agujas del reloj, y lo ùnico que haces es respirar, tus ojos lagrimean por que ya no quieres parpadear. A este punto te conformarìas con cualquier cosa que pueda parar tu cerebro, hacerlo parar de pensar. Rompe este cìculo de pensamientos que persigues, antes de que verdaderamente lo alcances. Vas a despertar de este coma, vas a gatear afuera de la cama de làgrimas que tu misma has construìdo. Mientras tratas de recordar lo que querìas olvidar, trata de nombrar alguna cosa que aùn te guste...Antes tu lista era mucho màs larga.
Esa espejo que cuelgas alrededor de tu cuello, usàndolo como escudo, no sirve de nada. Los reflejos de dolor llegaràn de todas maneras. Rompe el cìrculo, rompe el cìrculo.